Cristo tuvo adversarios y murmuradores, ¿y tú quieres tener a todos por amigos y bienhechores? - Tomás de Kempis