No se puede saber hoy de qué estará hecho el mañana - Simónides