Si hubiera dios nadie le rezaría por no aburrirle - Mario Benedetti