Los hechos son el principio, el medio, el fin; hace un daño irreparable descansar sobre grandes discursos. - Georges Clemenceau