Todo hombre es como la Luna: con una cara oscura que a nadie enseña. - Mark Twain