La dignidad no tiene sitio, ni colectivo, ni plural - Valérie Tasso