¿Para qué vivir cuando no se tiene nada que hacer? - Sir Winston Churchill