Mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo - Cicerón