De todos los cambios de régimen, el único que realmente teme el orador político es aquel que le impidiese hablar - Albert Guinon