Cristo no nos libera del sufrimiento, sino de sufrir inútilmente - Ovidio