El único error de Dios fue no haber dotado al hombre de dos vidas: una para ensayar y otra para actuar. - Vittorio Gassman