Cuando un hombre se casa por segunda vez, es porque adoraba a su primera mujer. - Oscar Wilde