Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra - Sigmund Freud