Desde el momento que naces empiezas a morir. - Anónimo