El amor físico es un instinto natural, como el hambre y la sed; pero la permanencia del amor no es un instinto - André Maurois