Frío e insípido es el consuelo cuando no va envuelto en algún remedio. - Platón