Antes de poner en duda el buen juicio de tu mujer, fíjate con quien se ha casado ella. - Proverbio egipcio