Buscar la felicidad es una monstruosidad que se paga - Gustave Flaubert