Para saber hablar es preciso saber escuchar - Plutarco