No puede haber falsedad alguna en el sentido literal de las Sagradas Escrituras - Santo Tomás De Aquino