A veces tienes que llegar a lo más alto para entender lo pequeño que eres - Felix Baumgartner