Huye de las tentaciones, pero despacio, para que te puedan alcanzar. - Anónimo