Los errores en materia de religión son peligrosos; en filosofía son simplemente ridículos - David Hume