La sospecha es indicio de un alma baja; el que desconfía de todos es digno de que nadie se fíe de él - Antonio Machado