Quien tiene una razón para vivir, acabará por encontrar el cómo - Viktor Frankl