Lo mucho se vuelve poco con desear otro poco más. - Francisco de Quevedo y Villegas