Nadie tiene derecho a cometer una injusticia, ni siquiera aquél que fue tratado injustamente - Viktor Frankl