Después de un cierto punto, el dinero no tiene sentido. Deja de ser el objetivo. El juego es lo que cuenta - Aristóteles Onassis