No hagáis el mal y no existirá - León Tolstoi