Servid cien veces, negaos una, y nadie se acordará más que de vuestra negativa. - Plinio el Joven