La ignorancia es la madre de los crímenes. Un crimen es, ante todo, una falta de raciocinio - Honoré de Balzac