Dios es para los hombres y la religión para las mujeres - Joseph Conrad