El temor empieza toda sabiduría, y quien no tiene temor, no puede saber - Francisco de Quevedo