Sólo publican memorias aquellas personas que ya han perdido totalmente la memoria - Oscar Wilde