¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa! - Pedro Calderón De La Barca