No hay mayor placer que el de encontrar un viejo amigo, salvo el de hacer uno nuevo. - Rudyard Kipling