Enseñar no es una función vital, porque no tienen el fin en sí misma; la función vital es aprender. - Aristóteles