La felicidad y el deber moral están inseparablemente conectados - George Washington