Antes habrá cuerpo sin sombra que virtud sin envidia - Leonardo da Vinci