Aquí, en el desierto, he aprendido a observar. Juzgar significa discernir entre lo bueno y lo malo, o entre distintos grados de lo uno y lo otro. Sin embargo, cuando juzgas algo, te predispones automáticamente a vivir la otra mitad de la ecuación. - Marlo Morgan