No hay nadie que viva tan preocupado por el dinero como los ricos, si se exceptúa a los pobres - Enrique Jardiel Poncela