Más vale vergüenza en cara que mancilla en el corazón - Miguel de Cervantes