Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso - Santo Tomás De Aquino