La crisis ha hecho que España pierda ese gran reconocimiento. Ahora estamos a la altura de países caracterizados por su falta de solvencia - Eduardo Punset