El odio se amortigua detrás de la ventana. Será la garra suave. Dejadme la esperanza - Miguel Hernández