Cuántos siglos necesita la razón para llegar a la justicia que el corazón comprende instantáneamente - Concepción Arenal