Converso con el hombre que siempre va conmigo. Quién habla solo, espera hablar con Dios un día. - Antonio Machado