La religión está en el corazón y no en las rodillas - Douglas William Jerrold