La culpa la tiene sólo el tiempo. Todos los hombres se tornan buenos, pero ¡tan despacio! - Robert Browning