¿Qué se puede responder al hombre que dice que antes bien prefiere obedecer a Dios que a los hombres, y que, por consiguiente, está seguro de merecer el cielo degollándoos? - Francois-Marie Arouet (Voltaire)